miércoles, 10 de febrero de 2010

40

...es un número octogonal, pentagonal piramidal, semiperfecto y que en base 3 se escribe 1111.

El número atómico del zirconio, la temperatura la que coinciden las escalas Celsius y Fahrenheit, y en el sistema astronómico de notación de Messier la Osa Mayor (M40).

Los puntos del tercer tanto anotado en tenis y que, cuando empata, se considera «deuce»; los latigazos que se consideraban necesarios para matar a un hombre, por lo que los piratas, en sus barcos, castigaban los delitos con 39; los ladrones del cuento de Alí Babá; los versos o estrofas que han de tener los rezos en el hinduismo; los principales de muchas listas de música; la gradación alcohólica del (buen) vodka; los acres (y una mula) que se daba a los esclavos liberados tras la guerra civil americana.

El año, antes de Cristo, en que el filósofo Atenodoro documenta en Atenas el primer «poltergeist» de la historia, Partia conquista Jerusalén y Marco Antonio tiene gemelos con Cleopatra y, sin que ello se sepa, se casa en Roma con Octavia; y el año, después de Cristo, en que se funda la iglesia copta en Egipto, Calígula se declara a sí mismo un dios y Filón de Alejandría lanza la revolucionaria idea de que todos los hombres son, por derecho, libres

Las horas de la jornada laboral occidental.

Los días que duró el diluvio universal; los que Moises dedicó a aprender la Torah en el monte Sinaí, y los que, por dos veces, empleo en orar y pedir perdón por las acciones de su pueblo en ese mismo lugar; los que pasaron desde el nacimiento de Jesús y su presentación en el templo, los que dedicó a orar en el desierto y los que pasaron desde su resurrección a su ascensión; son los días de cuaresma en el cristianismo, los de luto en el Islam y los que, según ciertos espiritistas, los espíritus permanecen encadenados a esta tierra; los que los antiguos médicos consideraban que había que esperar para saber si una persona se había contagiado de una epidemia (la cuarentena)

Los años de las bodas de rubí; los que tardó Moisés en huir de Egipto y los que tardó en regresar para liberar al pueblo de Israel y los que éstos vagaron por el desierto; los del reinado de Moisés, de David, de Salomón, de Eli, de Saúl y, por ello, en la Biblia se consideró que eran los años que correspondían a una generación; los que tardó Mahoma en casarse, en recibir la revelación del Arcángel Gabriel, en comenzar su predicación y, por ello, la edad a la que el Islam considera que una persona completa su crecimiento y madurez.

Así que, según el Islam, hoy me hago mayorcito.

Esperemos que sea una buena añada.

18 comentarios:

jose dijo...

pues feliz cumple, y que madure usted sin muchas ideas islamistas.

A través del espejo dijo...

Desde que vi la señal, lo supe. Jajaja! Me pregunté: ¿Será ésta la parte b) de la tercera entrada sobre los sueños? y en seguida me respondí que no, que imposible.
Después, según fui leyendo, me lo fui confirmando.

Bueno, con los datos que has aportado, creo que tienes suficiente consuelo -caso de que lo procurases, por supuesto- como para tomarte los 40 con "filosofía", cuando menos.

Yo lo que tengo claro con esto es que... cuando las barbas de tu vecino veas pelar...

Felicidades!

Elperejil dijo...

Muchas gracias, josé y A través del espejo... algo de filosofía sí que hace falta para asumir esa cifra. 40. El tiempo, cuando miras hacia atrás, da la sensación de que pasa volando (aunque no sea así, pues su curso, para nosotros, es regular... jaja, ya me pongo "psicólogo")... así que lo mejor será mirar para adelante.

Majo dijo...

Bueno... feliz día pues :)

Elperejil dijo...

Muchas gracias, Majo.

Adri dijo...

Genial entrada :)
Y felicidades, por cierto. Prepárame uno que en nada llego a 30 xD

Elperejil dijo...

Muchas gracias, Adri... y felicidades por anticipado. Los 40 es una buena edad, pero los 30 son increíbles. Disfrútalos.

Y cuando sea tu cumple (anúncialo en el blog, claro) ya te dedicaré una de estas compilaciones numéricas. ;)

La navaja en el ojo dijo...

Lo que hay que documentarse para consolarse, jeje.

Te añado una: es el título de una canción de U2, que se basa en el salmo 40. Ésta es la letra:

"I waited patiently for the Lord
He inclined and heard my cry
He brought me up out of the pit
Out of the mire and clay
I will sing, sing a new song
I will sing, sing a new song
How long to sing this song?
How long to sing this song?
How long...how long...how long...
How long...to sing this song
He set my feet upon a rock
And made my footsteps firm
Many will see
Many will see and fear
I will sing, sing a new song
I will sing, sing a new song
I will sing, sing a new song
I will sing, sing a new song
How long to sing this song?
How long to sing this song?
How long...how long...how long...
How long...to sing this song."

Lola Mariné dijo...

Pues muchas felicidades.
Original forma de decirlo.

Elperejil dijo...

Muchas gracias por la canción, navaja, la estoy escuchando de fondo mientras escribo esto (y qué recuerdos... era un chaval cuando salió ese disco) y es cierto... lo que hay que documentarse para buscar algo de consuelo, jajaja... y lo más curioso es que el más reconfortante resulta ser el Corán.

Elperejil dijo...

Muchas gracias Lola... a ver a qué costas me llevan los vientos que trae este año. Un abrazo. ;)

Trini_ty dijo...

Muchas felicidades!!

Daniel Domínguez dijo...

Felicidades. Los 40 también son la década de oro del cine negro, por ponerle una coda a tu estupenda letanía. Un abrazo.

Elperejil dijo...

Muchas gracias Trni_ty y Daniel... y es cierto, qué gran década para el cine los 40 (y eso que fue "rota" por la guerra)

Carlos dijo...

¿Quiere decir que a partir de ahora tus post van a ser más profundos? ¿Vamos a ver tu verdadero "yo"?

Elperejil dijo...

No creas... sigo siendo el mismo, un poco más viejo y con un poco menos de pelo; es lo que hay.

AdPV dijo...

Felicidades con retraso. Lo que me jode es ver que alguien más joven que yo sabe tanto y escribe tan bien. ¡Qué pecado la envidia! Y que cumplas muchos más.

Elperejil dijo...

Muchas gracias, sobre todo por lo de "joven"... jajaja, con este numerito en la edad, se agradece.