jueves, 29 de octubre de 2009

Citas falsas V - errores de copiado

«Tócala de nuevo, Sam» o ¿por qué aparecen y persisten las falsas frases célebres? – Parte V: errores de copiado

En mi facultad de psicología una de las asignaturas más duras y temidas era «Aprendizaje». El material a estudiar era abundante y no siempre fácil de comprender y, por si fuera poco, el examen, que consistía en una serie de frases que había que marcar como «verdadera» o «falsa», era muy difícil. Nuestro profesor se vanagloriaba de que alguna de esas frases cambiaba de verdadera a falsa sólo con sólo quitar o poner una coma, incluso con poner o no poner una tilde. Eso, unido a que en las prácticas nos dejaba experimentar con ratas, hacía que ese profesor me cayese fenomenal.

Y es que así es el lenguaje, una simple modificación de un pequeño elemento —una tilde, una coma, una letra— y toda una frase puede cambiar de sentido. Y así ocurre con algunas citas que ahora tenemos por ciertas y correctas y que, en su origen, eran diferentes... en sólo una letra o poco más. En algún momento del pasado, al citar la original, alguien oyó o leyó mal y cometió ese leve error de copiado que cambió la frase… sepultando la original y dando luz a una nueva.


Un ejemplo paradigmático es: «la música amansa a las fieras» que en su versión original podría decir algo así como «la música amansa a las tetas» (sé cuando le va a gustar esto a Vicisitud&Sordidez… y lo digo porque es montador en «Sin tetas no hay paraíso») aunque de un modo mucho más poético, claro. Veamos su historia.


La frase original, de la obra de teatro «The Mourning Bride» («La novia de luto») William Congreve, decía «Musick has Charms to sooth a savage Breast. To soften Rocks, or bend a knotted Oak», algo así como «La música posee Encantos que amansan un Pecho salvaje. Que suavizan las Rocas, o enderezan al retorcido Roble». Lo de «Pecho salvaje», evidentemente se referiría a un corazón atribulado o lleno de pesar (el de la novia de luto del título, evidentemente; la frase aparece el comienzo de la obra).

Pues bien, en algún momento, a saber cuándo, se perdió la «r» y «Breast» (pecho) pasó a ser «Beast» (bestia, animal) con lo que la frase quedó de una forma más semejante a como la conocemos hoy: «Music soothes the savage beast»


Con el paso de más tiempo comenzaron a obrar sus efectos los procesos que veíamos en el segundo post (la simplificación), el tercero (la atribución de autoría a la tradición) y, en nuestro caso, el cuarto (con su traducción a nuestra lengua, donde aún se simplificó más), y así nos ha llegado este dicho tan conocido por todos: «la música amansa a las fieras».

7 comentarios:

La navaja en el ojo dijo...

Jajaja. Pues habría sido más gracioso que se hubiese quedado como estaba, con lo de las "tetas", jaja.

Elperejil dijo...

Sí, y entonces explicaría por qué resulta más fácil ligar en las discotecas... jajaja... (chiste sórdido y de mal gusto, lo sé... pero no pude evitarlo).

Por cierto, lo de ligar en las discotecas, viene de muy muy antiguo (de aquellas eran fiestas o locales donde se celebraban regularmente bailes). Me quedé asombrado al leer el "Ars Amandi" de Ovidio, que realmente no tiene nada de filosófico y es un manual de ligoteo dedicado a la juventud de Roma (eso sí, escrito por una de las mejores plumas de la época), con muchos consejos que hay seguirían siendo muy aplicables... y no son consejos sobre el "Amor" sino sobre ligar.

Vicisitud y Sordidez dijo...

¡Jrandísima aportación! Lo que demuestra la relevancia de las tetas en toda creación artít-tica que se precie.

Elperejil dijo...

"Vosotras sois la sal de la vida" habría que ver el contexto de esa frase, quizá... jajaja

Luis dijo...

La fonética del inglés es algo que vuelve loco a cualquiera, incluso a los ingleses. Esta historia me ha recordado a la de la canción "bad moon raising", durante el estribillo se dice "there's a bad moon on the raise", y la gente que escucho la cancion en su momento intentaba averiguar que queria decir el cantante, por que entendian "there's a bathroom on the right"

Elperejil dijo...

Qué buena la anécdota de "Bad Moon Rising", no la conocía, y eso que, como puedes ver en el perfil soy fan de la Credence (o CCR) ¿Existe mejor música para ir conduciendo?

Luis, si lees esto, te aconsejo que le reenvíes el comentario al blog de traducción de "La navaja en el ojo", que se centra mucho en este tipo de cosas y seguro que le encantará.

La navaja en el ojo dijo...

Ya lo he leído yo y, efectivamente, me ha hecho mucha gracia.

Y también me gusta mucho la canción.